Oi prefirió no dejar inquietudes en sus resultados para 2017 y explicó desde el 1° instante que las prioridades de su gestión en el año fueron el control de gastos, la gestión de caja y la reestructuración de la deuda en el marco del proceso de restauración judicial que