DirecTV Venezuela fue demandado por la corporación Wimac Systems, una de las industrias que le proveía antenas, en concepto de mora en deudas contraídas. La acusa fue admitida y decretaron una medida preventiva de embargo en contra del proveedor de televisión paga por 1.638,9 millones de bolívares (163,8 millones