En los últimos años, el negocio latinoamericano ha ido creciendo en importancia para el Grupo Telefónica, inclusive ayudándolo a mantenerse en buena forma durante la crisis económica mundial que afectó a otros operadores. Pero esta vez, parece que le toca perder con la incidencia de Latinoamérica. El clan español