La filial argentina de Telefónica invirtió mas de 5.000 millones de pesos (336,4 millones de dólares) entre enero y junio de 2016. El dinero se destinó a la mejora en la calidad de servicio, el despliegue de la tecnología 4G, la optimizacion de la red 3G y el desarrollo