Brasil contabilizó 44,96 millones de accesos de telefonia fija al cierre de marzo, cuando alcanzó una penetración de 22,05 por ciento de los hogares a escala nacional, confesó la Agencia Nacional de Telecomunicaciones (Anatel). La región sudeste, que incorpora las metrópolis de San Pablo y Río de Janeiro, registró