La Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea (Euipo) reflejó con números como perjudica el comercio negro a las industrias del sector móvil: en 2015 la ruta ilegal trajo como consecuencia que se dejaran de vender 184 millones de dispositivos alrededor del globo. Además, se redujo la facturación