La Unión Internacional de Telecomunicaciones (UIT) estimó que se requerirá una inversión global de 450.000 millones de dolares en infraestructura de tele-comunicaciones para conectar a cerca de 1.500 millones de individuos alrededor del planeta que no acceden a beneficios de banda ancha. La suma fue revelada en un documento