A partir del 1 de septiembre de 2016 entrará en vigencia la nueva categoría de dominios “.bo”, que por sus funciones y usos adquieren el denominativo de interes social. La importancia de esta medida radica en que abre la oportunidad a diversos sectores de tener presencia con identidad boliviana