El crucifijo tallado sobre una hoz y un mazo que el director de Bolivia, Evo Morales, regaló al papa Francisco provocó hoy críticas de opositores que consideraron el obsequio como algo “vergonzoso” que asombró al sumo pontífice. La “cruz comunista”, como se la ha bautizado en muchos medios, es