Imagina la escena, vas conduciendo por las calles de Guadalajara y un guardia o un agente de Movilidad te detiene, al momento analizas lo peor. Pero resulta que en lugar de que el agente busque el mínimo pretexto para imponerte una multa o investigar un soborno, te da un