Termina junio y los balances del 1° semestre del año afloran dia a día, también de cotizar como estamos física y anímicamente para afrontar la temible “fatiga de mitad del año”. Este momento, que varios enfrentan sin días de vacaciones o de descanso, es uno de los mas