Foto: EFE O “hípster” o clérigo. En Irán no existe otra opción para describir a quienes llevan una barba frondosa y cerrada, en una extraña e inusual alianza entre moda opción y ortodoxia religiosa en un país en donde el vello facial es visto con rechazo por la inmensa