Se intenta de un mecanismo parecido al del airbag de cualquier vehículo, programadores europeos crearon un brazalete de protección que, en cuestión de segundos, activa un flotador de emergencia e impide que quien lo use se ahogue. El flamante equipo se llama Kingii y tiene la mejoría de no