Ooho es una botella de agua comestible que podría sustituir a las tradicionales botellas de plástico. Las botellas de policarbonato que se han usado siempre para almacenar cualquier bebida son una solucion situada muy lejos de la perfección y no carece de problemas; no es biodegradable y tiene un