La Hipótesis de la Fiscalía es que el dinero proveniente de ilícitos fue invertido por el empresario migueleño, Domingo Saravia, en propiedades y negocios consistentes en una gasolinera y el restaurante La Herradura, ambos ubicados en la ciudad de San Miguel. Los esposos Saravia durante una pausa en