Bien conocida por 2 fuertes acordes de guitarra, por el uso de la distorsión en el amplificador. El 1° guitarreo punk que Marky Ramone recordaba haber escuchado jamás cimbró 10 años antes de la fundación de Ramones, precisamente en 1964, con “You really got me” de The Kinks, tema